Foto Margarita López García

Nació en 1904 en Madrid, hija de Felipe y Guillerma. Vecina de San Sebastián de los Reyes, residía en la calle de las Fuentes, nº 2. Estuvo casada con Facundo Navacerrada Perdiguero. Tuvieron 8 hijos (Adela, Felipe, José, Facundo, Natalio, Benita, Juan y Guillerma). Tres de ellos, Natalio, Juan y Guillerma, fallecieron a muy corta edad, los dos más pequeños el mismo día, el 18 de agosto de 1936 (según Benita, la única descendiente viva, de hambre).

Libro de familia de Facundo Navacerrada Perdiguero y Margarita López García.

Está encausada en el Sumario: 22498; Legajo: 2620/1 del Archivo General e Histórico de Defensa.

Entre las denuncias se le acusa de haber robado ropas, efectos y objetos de María Quintana López por un valor total de 10.000 pesetas. Muchos de los objetos robados se encontraron escondidos y ocultos en la noria de la finca denominada El Jardín, sita en la calle María Santos Colmenar de San Sebastián de los Reyes. Como en dicha noria se encontró también un manto de la Virgen, se la denuncia también por haber destrozado uno de los mantos de la Virgen y utilizarlo para el espigueo y por haber ido a vivir a la casa del cura, una vez que fue asesinado, e utilizar los utensilios de cocina y ropas de su dueño.

Su marido Facundo fundó la UGT de San Sebastián de los Reyes el 6 de abril de 1936, siendo su presidente hasta el 20 de abril de 1938, dejando el cargo para irse al frente. Fue también el fundador y presidente de la colectividad campesina “Pablo Iglesias” y presidente de la comisión de fincas incautadas.

Tras juicio sumarísimo Facundo fue fusilado el 24 de mayo de 1939 en las eras de Navalaosa en las tapias del cementerio de Colmenar Viejo. Cuando sus hijos se enteraron de que habían matado a su padre, se encontraban con la abuela materna. Ésta calló fulminada al enterarse de la noticia. Como a Margarita también la habían detenido, los niños se quedaron abandonados a su suerte, cuidados por la hija mayor, Adela, que en el año 39 tenía sólo 16 años. Todo esto nos lo ha contado la hija pequeña, Benita, que es un ejemplo de fuerza, coraje y dignidad. Gracias Benita.

Margarita reconoció ante el Ttibunal militar que se fue a vivir a la casa del cura por indicaciones de los dirigentes de UGT y que con un trozo del manto de la Virgen hizo un ropón para su hijo y un zurrón para el espigueo, pero niega el resto de las acusaciones. Solicitó que devolvieran a la denunciante las cosas que ella se había quedado y que la dejasen ir a atender a sus hijos que tenía abandonados desde su detención. Sin embargo, la sentencia del tribunal militar de Colmenar Viejo, a 4 de junio de 1939, la condena a 12 años y 1 día de reclusión menor. Estando en la cárcel de las Oblatas de Santander, el 28 de octubre de 1941, accede a la libertad condicional fijando su residencia en San Sebastián de los Reyes, calle de las Fuentes, nº 2, pero el 31 de enero de 1944 se le mantiene la sentencia inicial.

Información complementaria:

El nombre de Margarita López García y el de su marido Facundo Navacerrada Perdiguero con la fecha de su fusilamiento, junto al del resto de fusilados en Colmenar Viejo y en el cementerio del Este de Madrid y los más de 100 vecinos y vecinas de San Sebastián de los Reyes que sufrieron consejos de guerra sumarísimos, puede leerse en el mural que se instaló en el Centro Municipal de Formación Ocupacional “Marcelino Camacho” el 14 de abril de 2018.