Adolfo Sanz Perdiguero

Nació en 1897 en San Sebastián de los Reyes, era hijo de Leandro y Francisca. Fueron (al menos) tres hermanos varones, Saturnino (1879), Adolfo (1897) y Valentín (1900). Los tres sufrieron consejos de guerra militar. Su madre Francisca, conocida por “la Pasionaria”, a pesar de su edad (82 años en 1939), la acusaron sin pruebas de amparar en su casa a milicianos que realizaban arrestos y requisas. El tribunal militar de Colmenar Viejo la condenó a 4 años pero murió en la cárcel de mujeres de Madrid el 7 de mayo de 1940.

En 1939 Adolfo estaba casado, trabajaba como jornalero y estaba afiliado a CNT.

Cuando se produjo el golpe de estado, fue guarda de la finca (incautada) Montecillo.

Fue concejal en representación de CNT en el consejo municipal de febrero de 1937, pero dimitió de su cargo en agosto del mismo año y, posiblemente, de militancia en la CNT.

Un mes después, en septiembre de 1937, se convirtió en presidente de la colectividad Pablo Iglesias de UGT (mandato posterior al de su fundador, Facundo Navacerrada Perdiguero).

Realizó guardias armadas y participó en los arrestos domiciliarios de personas de derechas de la localidad. Se fue voluntario al frente de Somosierra y es uno de los 53 firmantes de la carta de Paredes de Buitrago.

Está encausado en el Sumario 10856, Legajo 5218, del Archivo General e Histórico de Defensa.

El tribunal militar de Colmenar Viejo le sentencia a la pena de muerte el 14 de mayo de 1939 y el auditor de guerra confirma dicha pena el 30 de junio.

Fue fusilado el 13 de julio de 1939 en las eras de Navalaosa de Colmenar Viejo.

Información complementaria:

El nombre de Adolfo Sanz Perdiguero está, junto con el del resto fusilados en Colmenar Viejo y el de los 7 fusilados en el cementerio del Este de Madrid, y el de los más de 100 vecinos y vecinas de San Sebastián de los Reyes que sufrieron consejos de guerra sumarísimos, en el mural que se instaló en el Centro Municipal de Formación Ocupacional “Marcelino Camacho” el 14 de abril de 2018.

Por ser uno de los 108 fusilados de nueve pueblos de la zona norte de Madrid en las tapias del cementerio de Colmenar Viejo, su nombre puede leerse en el mural que allí se instaló el 10 de junio de 2018, para que su nombre no se borre de la Historia.

Adolfo Sanz Perdiguero forma parte del callejero de San Sebastián de los Reyes. En la urbanización Rosa Luxemburgo de este municipio hay una calle denominada Adolfo y Víctor Sanz Perdiguero. Víctor era su sobrino y también fue fusilado en Colmenar Viejo el mismo día que Adolfo, el 13 de julio de 1939.

 
calle Adolfo y Víctor Sanz